Alquiler de páginas web ¿Merece la pena?

Alquilar una página web es una gran alternativa

Alquilar una web puede ser la opción más atractiva en muchas situaciones. Pero como en todo, siempre hay matices. Sigue leyendo y descubrirás los pros y contras de este tipo de servicio web.

En qué consiste el alquiler de páginas web

El alquiler de webs o “web renting” consiste en el pago de una cuota mensual a cambio de unos servicios web que, dependiendo del distribuidor y el precio, pueden incluir:

  • Mantenimiento
  • Servidor
  • Dominio
  • Bolsa de horas de trabajo mensuales
  • Diseño
  • Desarrollo
  • Instalación de herramientas de análisis
  • Análisis mensual
  • Imágenes de stock
  • Vídeos de stock
  • Redimensionado, compresión y formato de elementos gráficos
  • Informes de forma periódica
  • Soporte
  • Redacción de artículos
  • Etc…

Conoce los paquetes de alquiler web de WebHeroe

¡Tu web de alquiler desde menos de 1.5€ al día!

Beneficios de alquilar una web

Qué beneficios puede traer

Este servicio web puede traer muchos beneficios para cierto tipo de proyectos. Entre ellos podemos destacar:

Precio

Al alquilar una web estaremos pagando una cuota mensual que, en muchos casos, es el equivalente a la cuota mensual de mantenimiento. Esto quiere decir que, por el mismo precio del mantenimiento web, no estamos llevando el desarrollo, diseño y muchísimas ventajas más.

Mantenimiento

Al estar el mantenimiento incluido en el paquete de alquiler, podremos despreocuparnos del mantenimiento técnico, algo que trae de cabeza a los usuarios con menos experiencia en el mundo web.

Seguridad

La seguridad web es uno de los factores más importantes a cubrir al tener una web. El hecho de que la gestión esté incluida en el alquiler nos garantizará que sean profesionales los que se encarguen de tapar los agujeros de seguridad.

Servidor

El servidor es uno de los factores que más puede afectar en el rendimiento de una web y la experiencia de usuario. Un servidor de calidad media ronda los 300€ anuales, una cifra que evitaremos al alquilar una web. Eso sí, infórmate del servidor que te proporcionará el distribuidor del alquiler.

Pago de una única factura

Los que tenemos experiencia gestionando proyectos web sabemos lo complicado que puede llegar a ser tener que pagar diferentes facturas con diferentes fechas y cada una para una funcionalidad o servicio particular. No puedes imaginarte la comodidad de tener que pagar una única factura y olvidarte.

Informes

El hecho de que incluyan un informe del rendimiento de la web es un plus realmente a considerar. Así sabremos qué se ha hecho en la web, cómo va posicionando, qué se ha trabajado en ella, cómo ha sido el estado general, etc.

Gestión única

Esto básicamente lo resume todo. Si quieres tener una web sin tener que hacer prácticamente nada, y sabiendo que unos profesionales se van a encargar de todo, la opción de alquiler web es simplemente irresistible.

Soporte

Otro punto muy relacionado con los anteriores es el hecho de que tendremos un soporte personalizado que abarcará cualquier campo de la web. El hecho de que los mismos profesionales se encarguen de todo lo relacionado con la web nos permitirá una resolución de dudas en un solo lugar. Algo que nos ahorrará mucho tiempo.

Aprovechar ofertas

Las agencias web que ofrecen un servicio de alquiler suelen ofrecer ofertas a los usuarios para así fidelizarlos. Estas ofertas pueden abarcar cualquier servicio relacionado con los negocios digitales. Si nuestro proyecto empieza a crecer o queremos darle un empujón, estas ofertas nos ahorrarán tiempo y, seguramente, dinero.

Cuándo alquilar una web

A quién puede beneficiar el alquiler web

Tras haber leído todo lo anterior seguirás preguntándote si merece la pena alquilar una web. Pues como todo en esta vida, depende. Hay ciertos casos en los que sí puede ser la opción más interesante. Te expongo algunos ejemplos:

  • Si nuestro proyecto no es digital: Es decir, si no ofrecemos ningún servicio digital es probable que no le prestemos demasiada atención a la visibilidad en internet. Lo que sí debemos tener claro es que, a día de hoy, cualquier negocio se beneficiará de estar en internet. Y sin duda llegará el momento en que tener una identidad digital sea imprescindible para que cualquier negocio funcione.
    Si este es tu caso puedes ponerte en contacto con el distribuidor para que se encargue de todo.
  • Si no tenemos tiempo: Delegar trabajo puede ser de lo más satisfactorio. Sobre todo cuando son profesionales especialistas en el sector que nos dan una garantía de funcionamiento y estabilidad.
  • Si no nos manejamos en el mundo digital: Nadie nace aprendido. Para eso están los especialistas en cada campo.
  • Querer probar a tener una web durante, al menos, 1 año: Hay veces en las que queremos lanzar un proyecto pero no estamos seguros si funcionará. Para estos casos el servicio (y precio) del alquiler web es una opción inigualable.
Antes de firmar el contrato para alquilar una web debes preguntarte una serie de cosas

Qué preguntarte al alquilar una web

¿Al terminar el contrato podré llevarme la web?

¿Qué velocidad tiene el servidor?

¿Será un diseño único?

¿Qué imágenes se usarán?

¿Qué textos se usarán?

¿Habrá un informe mensual?

¿Qué incluirá el informe?

¿Existirán copias de seguridad diarias?

¿Qué se incluye en la bolsa de horas de trabajo?

Precio del alquiler de una web

En España, el precio del web renting oscila entre los 30 y los 300€ mensuales dependiendo del distribuidor y las características específicas de la web.

Dónde está la trampa

Vale, nadie da duros a cuatro pesetas, está claro. Y es que si queremos que nuestro proyecto destaque tendremos que invertir en:

  • SEO
  • Redacción de contenidos
  • Tests A/B
  • Análisis exhaustivos
  • Horas en modificaciones
  • Nuevos diseños

Así que, aunque no sea obligatorio, las agencias que ofrecen alquiler web siempre tienen la esperanza de que acaben contratando un mayor número de servicios con ellas. Y es algo muy inteligente, ya que la comodidad de que todo lo relacionado con la web esté gestionado por la misma empresa tiene mucho empuje.

Qué desventajas existen

Pero no es oro todo lo que reluce, el alquiler web también tiene sus contras. Entre las desventajas podemos destacar:

Desarrollo

La calidad de la web no va a ser la misma que cuando contratamos un desarrollo personalizado. Debemos de tener claro que una web se puede crear en un tiempo que va desde las 10 horas a varios meses de trabajo. Así que no esperemos que una web de alquiler nos ofrezca la misma calidad que una web personalizada con un coste entre 10 y 50 veces superior.

Diseño

Al igual que el desarrollo, el diseño conlleva una inversión de tiempo y recursos.

Funcionalidades

Una web puede ofrecer un gran número de funcionalidades, se puede crear prácticamente cualquier cosa. Pero los paquetes de webs de alquiler nos ofrecerán unas posibilidades limitadas y, si queremos alguna funcionalidad extra, tendremos que pagar el tiempo de desarrollo aparte.

Conclusión

El alquiler web puede ser una gran opción si queremos iniciar un proyecto sencillo, tener visibilidad digital o probar si alguna idea funciona en internet. Pero si estamos buscando una web de alta calidad tendremos que hacer una mayor inversión de recursos.

Imagen del autor

Álvaro Torres

Desarrollador web apasionado por WordPress, PHP, JavaScript, MysQL, jQuery, etc. Estoy creando webs desde el 2008...

Leer más y ver todos los artículos de este autor

Si tienes alguna pregunta, sugerencia o simplemente quieres dar tu opinión no lo dudes y deja tu comentario